Bayahibe

BAYAHIBE

 

El pintoresco pueblo pesquero de Bayahíbe es una atracción en sí mismo, cuenta con múltiples playas en su costa, incluyendo la Playa Dominicus, certificada como Bandera Azul, y varias playas más prístinas de color blanco diamante en las Islas Catalina y Saona. 

El pueblo de Bayahíbe conserva su sabor dominicano, desde sus restaurantes y bares locales hasta sus puestos de artesanía en la calle y los pescadores que traen pescado todos los días. Aparte de su vida costera, las calles de Bayahíbe tienen mucha historia y arquitectura, con casas de madera color pastel, iglesias icónicas y cuevas taínas llenas de misterio y manantiales dentro del Parque Nacional Cotubanamá.

Bayahibe tiene su propio impacto en playas de arena blanca. El pueblo en sí cuenta con un tramo pequeño y brillante frente a la carretera principal, con poca gente durante el día, ya que la mayoría de los visitantes se dirigen a las islas cercanas a la costa. 

Cuando dan las cinco en punto, la playa cobra vida con los bares, cafés y restaurantes que la bordean, ofreciendo especiales de happy hour mientras los lugareños y visitantes se detienen para una puesta de sol, mientras esperan una de las puestas de sol más hermosas del país.

2010-02-28 20.53.29

Catalina

La más pequeña de las islas justo al lado de la costa de Bayahíbe, Catalinita está ubicada en el Canal Catuano, es popular por sus aguas cristalinas durante todo el año, así como por su riqueza en corales y abundante vida marina. Rayas águila, tiburones y tortugas son solo unas cuantas de las especies encontradas en estás aguas poco profundas. También forma parte del Parque Nacional Cotubanamá y se puede combinar una visita con una excursión de buceo a la Isla Saona.

Cuevas de las Maravillas – Bayahíbe, Juan Dolio, La Romana

Ubicado entre San Pedro de Macorís y La Romana, este enorme sistema de cuevas alberga cientos de pictografías y petroglifos taínos bien conservados que datan de hace miles de años. 

Es una de las cuevas más accesibles de República Dominicana gracias a su excelente sistema de iluminación, rampas, sendero y un moderno ascensor. Pasea entre impresionantes muestras de arte rupestre, estalagmitas y estalactitas, las cuales le han dado el nombre de “Cueva de Las Maravillas”.

Cueva del Chicho 

La Cueva del Chicho es una de las cuevas subterráneas más destacadas del país. Enclavada dentro del Parque Nacional Cotubanamá, sus aguas cristalinas de color aguamarina atraen a muchos visitantes. 

También contiene numerosos petroglifos que comprueban la presencia de los taínos en este lugar. 

Podrás sumergirte en sus aguas dulces y azules que asemejan un lago, o si eres buzo certificado en cuevas, podrás aventurarte más adentro con tours de buceo que se reservan con operadores autorizados en Bayahíbe o La Romana.

Cueva del PeñonBayahíbe, La Romana

Ya sea buceando o desde la comodidad de un bote, las Cuevas del Peñón te mostrarán la rica vida marina de Bayahíbe. Esta visita forma parte de las excursiones a la Isla Saona, y las cuevas son tan místicas como se ven. 

El mar fluye a través de esta serie de espectaculares y escarpadas cuevas, alineadas a lo largo del borde occidental del Parque Nacional Cotubanamá. Los buzos certificados podrán aventurarse bajo la superficie y explorar las aguas profundas de las cuevas donde viven rayas águila manchadas, tiburones y tortugas.

Cueva del PuenteBayahíbe, La Romana

Una de las cuevas más accesibles del Parque Nacional Cotubanamá, que cuenta con más de 400, la Cueva del Puente cuenta con una cámara de tres niveles con estalactitas, estalagmitas, pictografías taínas y numerosos murciélagos. El sendero de la cueva está ubicado aproximadamente tres kilómetros al sur de la entrada del parque y toma alrededor de 30 minutos alcanzarlo a través de un bosque tropical repleto de aves y lagartos. 

Las gigantescas cavernas cuentan con partes oscuras, mientras que en ciertas secciones hay orificios que dejan pasar la luz del día.

godominicanrepublic